lunes, 28 de mayo de 2018

Nunca es tarde para triunfar

Quién le iba a decir al tenista suizo Stan Wawrinka que, después de una larga carrera en el circuito profesional, a sus 29 años menos dos meses la vida aún le reservaba las mieles de un Grand Slam. O que una vez rebasada la treintena todavía llegarían dos más. Unas hazañas que parecían solo al alcance de los extraterrestres Nadal, Djokovic, Murray o de su compatriota Federer. Pero al contrario que la de estos precoces campeones, la de Wawrinka ha sido una progresión lenta pero segura. Hasta que sus excelentes condiciones han terminado por explotar a una edad en la que para la mayoría comienza el declive.
El caso de Wawrinka, como los de otros talentos tardíos, desde Morgan Freeman a José Saramago, da la razón a los que piensan que nunca es tarde para triunfar profesionalmente. “El éxito puede llegar en cualquier momento, y hay personas que necesitan más tiempo para madurar su talento que otros”, señala Pilar Jericó, presidenta de Be-Up. Luis Colmenero, coach y autor de la marca Coachingümer, habla de la existencia de un “talento contenido” que dormita en el interior de algunas personas. “Saben que transportan un petate repleto de habilidades, facultades y actitudes, y de la capacidad para desarrollarlas. Cuando perciben que se dan las circunstancias adecuadas, se produce la explosión”.
Pero lo primero será averiguar qué es aquello con lo que esa persona disfruta, lo que le apasiona. Y no todos tardan lo mismo en descubrirlo. “Hay quien lo tiene claro desde el principio, pero también quien necesita ir definiéndolo y matizándolo por el camino”, explica Jericó. Luis Capella, presidente de la Asociación Empleo Sénior, opina que el camino largo hacia el éxito es más fiable porque “permite identificar riesgos, errores o posibles mejoras”. Los emprendedores de más de 45 años son un buen ejemplo. “Saben que elaborar un buen plan de negocio es laborioso, pero también que es algo que les evitará tropezar más adelante con piedras que ya fueron un obstáculo antes”, argumenta.

Máximo potencial:

Una curva de aprendizaje más lenta o circunstancias externas pueden hacer que algunas personas tarden más de lo habitual en alcanzar su máximo potencial. “La historia está llena de editores, entrenadores o jefes que juzgaron con parámetros incorrectos a personas o a sus obras”, comenta Capella. Ante ellos, solo cabe “perseverar y aprender de los fracasos”, recomienda. Prohibido desanimarse o perder la autoestima. “Hay que anticiparse, innovar, aplicar creatividad y mantenerse al día, sobre todo en TIC y en idiomas. La palabra mágica es ‘reinvención”, añade.
No obstante, reinventarse no siempre será fácil, especialmente en el seno de ciertas organizaciones. “Las estructuras de poder no están preparadas para aceptar cambios en las carreras a cierta edad. Y tampoco tienen paciencia para esperar que la mejor versión de un profesional ya maduro esté aún por llegar”, dice Ceferí Soler, profesor de ESADE. Según Colmenero, el talento tardío solo podrá desarrollarse adecuadamente si cuenta con un ambiente laboral en el que “exista una visión más allá de un horizonte de 50 metros”.
Dicen que en la NASA hay un póster de una abeja con la leyenda: “Aerodinámicamente, el cuerpo de una abeja no está hecho para volar; lo bueno es que la abeja no lo sabe”. Una lección que bien podrían aplicarse las personas que tienen la tentación de tirar la toalla si pasa el tiempo sin que se cumplan sus expectativas profesionales. Aunque también, apunta Susana Pérez de Vries, experta en desarrollo de talento, conviene tener la suficiente capacidad de autocrítica y reflexión para intentar salir del bucle. “Si han pasado 10 años y sigues atascado, tienes que pararte a pensar si estás en el lugar adecuado o qué te puede faltar para seguir mejorando”.
Pero si el éxito no llega (o se agota) por un camino, ¿por qué no intentarlo por otro? Pérez de Vries cree que, con determinación y una visión clara de lo que se desea, es posible. “Cada vez hay más personas que a partir de los 40 se plantean si quieren seguir haciendo lo mismo o si es hora de cambiar el foco”. Eso sí, el mercado no se lo pondrá fácil a un abogado de toda la vida que, de pronto, quiera convertirse en experto en marketing o en chef. De Vries aconseja poner en valor esa “otra experiencia” del candidato. “No partes de cero. Quizás no tengas el conocimiento técnico de otros, pero lo suples con una serie de aprendizajes muy valiosos que has acumulado a lo largo de tu carrera. Habilidades de gestión, flexibilidad, adaptabilidad, capacidad para resolver problemas… Con la edad tu cerebro es más eficiente con menos recursos”, resume. Para el coach Luis Colmenero, el talento tardío es, definitivamente, una apuesta de futuro. “Porque igual que tarda en explotar, perdura”.

martes, 22 de mayo de 2018

El Método Silva de Vida




El Método Silva de Vida es uno de los más avanzados cursos de Empoderamiento y Desarrollo Personal.

¿Estás luchando para tener más foco en tu vida? 

¿Estás tratando de eliminar el Stress o la Depresión? 
¿Estás tratando de hacer todo esto junto?

El Método Silva de Vida ofrece soluciones Prácticas pero de Alto Impacto que generan Resultados Prácticos y Reales. Y, a medida que avanzas en los 10 módulos del sistema, comprobarás cada vez más que TODO LO QUE NECESITAS ESTÁ EN TU MENTE!

Descubre por qué más de 6 Millones de Personas en TODO el Mundo han elegido este Método Silva de Vida para Mejorar sus Finanzas, Aliviar su Estrés, Crear Relaciones Armónicas, Incrementar su Energía y Vitalidad… Y Resolver casi cualquier Problema que Puedas Tener.

“Deja que Tu Mente Mejore en Piloto Automático Cualquier Aspecto de Tu Vida, Aplicando este Único Sistema de Meditación por el que ya más de 6 Millones y Medio de Personas han Pasado con Resultados Impresionantes”

Una Fórmula Científicamente Probada para Transformar tu Vida y Empezar a Lograr TODAS Tus Metas Independientemente de la Situación en la que te Encuentres.

Muchos años de trabajo en el Campo del Desarrollo y Empoderamiento Personal muestran que el 99,9% de las Personas tienen alguno o varios de estos problemas u objetivos a lograr que no pueden resolver o alcanzar:
  • ¿Deseas Ganar Más Dinero o Ganarlo de Otra Forma (con un trabajo que te guste y gratifique mas, sin tanto sacrificio)? o…
  • ¿Tener mas Éxito o menos Sobresaltos si tienes tu Propia Empresa o Emprendimiento? o…
  • ¿Quieres Tener una Mejor Relación con otras Personas? ¿Con tu Pareja, Hijos o Padres? o…
  • ¿Tienes algún problema o molestia de Salud que quisieras resolver? o…
  • ¿Quisieras sentirte con más Energía, Lucidez y Vitalidad? ¿Con Menos Depresión o Angustia? o…
  • ¿No Estas Conforme con tu Peso y Aspecto Físico? o…
  • ¿Te Encuentras con mucho Stress? ¿Tienes Ansiedad o incluso Miedos que te Perturban? o..
  • ¿Te Gustaría obtener mas claridad de cual es tu Propósito en esta Vida? ¿Cuales son tus Fortalezas y Dedicarte a lo que mas te Apasiona? o…
  • ¿No importa cuanto Éxito consigas siempre te falta algo para ser Feliz? o…
  • Y algunas mas, pero la mayoría de los casos encajan en estas!
El Método Silva de Vida ha sido estudiado en muchísimas Universidades alrededor del Mundo y sus beneficios han sido probados Científicamente. Esto es lo que TU puedes esperar obtener:
  • Destapa Tu CREATIVIDAD y Transfórmala en Negocios e Ideas Rentables
  • Mejora Tus Relaciones Personales sin Importar que TAN Mal estén Ahora (ni que tan difícil sea la Persona con la que Tratas)
  • Elimina el Stress al Instante Todas las Veces Que Necesites Desarrollando a la vez Facultades Anti-Stress.
  • Desarrolla Tu INTUICIÓN y Empieza a Confiar en tu Brújula Interior.
  • Aumenta Tu Energia, Retrasa el Envejecimiento y Mejora Tu Salud – ¡Vuelve a Sentirte como a los 15 años!
  • Desarrolla Tu Poder Interior, Actitud Positiva y Autoestima.
  • Explota Tu Rendimiento Mejora Drásticamente en Deportes o en Tu Carrera Profesional
  • Duerme Mejor – casi como un Bebe -, Descansa y Practica el Sueño Creativo
  • Aprende más Rápido, Mejora Tu Memoria Y Sorprende a Todos con tus Capacidades
  • Piensa en GRANDE y Conquista Tus Metas
  • Corta con los Malos Hábitos

lunes, 21 de mayo de 2018

La importancia de buscar un camino que te dirija a lo importante

La importancia de buscar un camino que te dirija a lo importante









Por Omar Carreño
Pues aquí estoy nuevamente tratando de retomar mi blog, lo cual supone en este momento de mi vida un reto adicional, considerando todas las cosas nuevas que tengo que desarrollar y por las que busco aprender a cada minuto.
Me causa mucha gracia, pues cuando creí que ya había llegado a un punto de equilibrio en todas mis actividades, resultó que el inicio de año es todavía más complejo que el cierre del año, entonces pues a seguir apretando las tuercas, pero nada que no pudiera sobrellevar.
La verdad de las cosas es que si extraño mucho todo lo que implica llevar mi blog, sin embargo, cada cosa que realizo en mi trabajo actual supone un conocimiento nuevo, un reto y un escalón más que subir, por lo mismo ocupo mucho mejor cada minuto.
En este sentido, hoy quiero aprovechar este tiempo con ustedes para platicarles un poco de la simplicidad con la que ahora percibo la vida.
Tengo en mi memoria recuerdos de una infancia muy bonita, en las que a veces mi papá se quedaba jugando conmigo en una colchoneta, formábamos todas mis figuras de Star Wars y después empezaba la guerra, utilizando canicas para tirar los muñecos. También recuerdo que siendo un poco más grande mis papás nos llevaban a mi hermano y a mí a jugar al parque. Hoy en día me es difícil recordar las cosas malas que me imagino hubieron, simplemente tengo conmigo cosas buenas, buenos recuerdos, momentos, la vida.
Definitivamente muchos de esos recuerdos van forjando nuestra vida, muchos de esos recuerdos se van transformando en principios y en ideas de cómo vivimos y cómo nos gustaría vivir.
En mi realidad actual, tengo, junto con mi esposa, la oportunidad de forjar el carácter de mi hijito, de darle cariño y de ayudarlo a ser alguien productivo para el mundo al que se enfrentará conforme vaya creciendo.
Por lo tanto, creo que los cambios que tuve oportunidad de implementar en mi vida, antes de que naciera mi hijo, me han ayudado a disfrutar mucho más su crecimiento y desarrollo. Quiero explicarles porqué.
En la forma en la que mi mente funcionaba antes de encontrar el camino hacia la productividad y el minimalismo, estoy convencido que hubiera seguido sintiendo que mi responsabilidad estaba enfocada en trabajar, trabajar y después seguir trabajando.
Tal vez hubiera seguido obsesionado con las cosas que tenía que comprar y pagar para “darle un sentido a mi vida”. Estoy seguro que en mi mente no hubiera habido espacio para cambiar todo con tal de disfrutar momentos con mi familia.
De igual forma creo que viviría buscando más presiones y preocupaciones innecesarias, estaría casado con el “tengo que” y eso no implicaría a los seres que más me importan.
Puedo reconocer que empezar a escribir en este blog e ir describiendo mis procesos fue un parte aguas que me han dado la oportunidad de valorar y entender lo que es realmente importante en mi vida.
Recuerdo que cuando me ofrecieron mi promoción en mi anterior trabajo, todo era tendiendo a una mejora familiar, (leer este artículo) sin embargo, cuando empezaron a necesitar más de mi tiempo personal, fue cuando decidí empezar a buscar y después vino el cambio tan radical que ahora estoy viviendo. Estoy convencido que de no ser por todo lo aprendido en el camino actual, no hubiera apostado por ese cambio y al ver que no empataba con mis necesidades actuales me hubiera quedado aceptando un trabajo de lunes a domingo.
En fin, las cosas ahora las percibo de diferente manera, la prioridad número uno es mi familia, disfrutar con ellos y sobre todo, tener la oportunidad de llegar y como lo hacía mi papá conmigo, sentarme en el piso y jugar, jugar y volver a ser niño, ver caricaturas, levantarme temprano los fines de semana y tener el privilegio de darle de desayunar. En fin ejercer mi paternidad con mucha alegría.
Además así también tener tiempo para mi esposa, hacer cosas juntos y platicar, crecer, en fin una vida más llena de eso que le da sentido y alegría, la generación de momentos.
Ahora quisiera preguntarte, ¿hace cuánto tiempo no te pones a reflexionar en estos aspectos de tu vida? ¿Realmente estás viviendo? ¿Estás disfrutando tus momentos? ¿Estás haciendo algo importante? ¿Estás cultivando bien tus relaciones?
Mi Análisis Realista del día de hoy es: Tenemos una oportunidad de lograr cosas importantes, esas cosas importantes son formar parte del gran proyecto llamada vida, no la desperdicies, aprovéchala y marca diferencias.
Fuente: http://analisisrealista.com/la-importancia-de-buscar-un-camino-que-te-dirija-a-lo-importante/

domingo, 20 de mayo de 2018

Seis claves para alcanzar tus metas con éxito

Seis claves para alcanzar tus metas con éxito













Por José Luis Aliaga Reyna

De forma consciente o inconsciente todos los seres humanos poseen metas y objetivos, ya sean personales, profesionales, en pareja, entre otros, a corto o mediano plazo, que impulsan sus acciones. Sin embargo, el problema surge cuando alcanzarlas se convierte en algo casi imposible.
Algunas personas todavía se cuestionan si realmente están camino a cumplir sus objetivos, pero se ha preguntado ¿Cuántas veces se ha propuesto metas y no lo ha logrado?, ¿qué le hizo dejar de lado ese objetivo tan anhelado?
Para conseguirlo, debe de actuar confiando en usted mismo, clarificar sus objetivos y ponerse un tiempo límite, recomiendan los especialistas de la Organización Supera, empresa líder en desarrollo de liderazgo y capital humano, quienes nos brindan cuatro claves para no caer en la desesperación y pueda cumplir sus expectativas con éxito.

Piense en ganar

Luche por lo que quiere, analice su situación y no se detenga.
Atrévase a llegar más lejos de lo que usted cree que puede llegar, diviértase en lo que realice y tenga el coraje para derrotar el miedo, porque sólo usted podrá cambiar su historia, afrontando los retos con una actitud ganadora.

Desarrolle un plan

Una vez que defina y priorice sus metas canalice toda su energía en ese objetivo. Asimismo, recuerde que si algo sale mal, no significa que estemos derrotados, vuelva a intentarlo, analice una vez más la situación y cambie la estrategia las veces que sea necesario.
Anímese a dejar de ser un simple espectador y conviértase en el protagonista de su propia vida, obteniendo como premio la meta anhelada.

Aproveche las oportunidades

Existen oportunidades que se presentan solo una vez en la vida. Por ello, enfrente los retos y obtenga resultados con un valor diferencial.
Recuerde, todos somos capaces de lograr hechos importantes en nuestra vida, aunque le parezca difícil inténtelo las veces que sea necesario, pues si no se arriesga no pierde pero tampoco gana. Así que fortalezca su disciplina, cree hábitos potenciadores que lo lleven a crecer día a día, mejore un 1% cada día y en un año habrá crecido 365%.

Rodéese de personas positivas

Los estudios revelan que las 5 personas con las que más tiempo compartimos son las que más influencia tienen en nuestras vidas, por ello aléjese de las amistades con pensamientos limitados y negativos, e intente compartir mayores oportunidades con personas que compartan su misma visión, de esta manera aprenderá y fortalecerá su crecimiento.
Fuente: https://escuelapararicos.net/seis-claves-alcanzar-tus-metas-exito

miércoles, 16 de mayo de 2018

La Inteligencia emocional contribuyendo en la Empresa

Cómo la inteligencia emocional puede contribuir a los beneficios de la empresa












En esta tercera y última parte de la entrevista con Chad-Meng Tan, autor del bestseller “Busca en tu interior” (Search inside yourself), Knowledge Wharton investiga la relación entre la inteligencia emocional y el desempeño financiero. 

Según Meng, empresas tan diferentes como GE, Patagonia, Zappos, Genentech, American Express y MetLife han obtenido resultados positivos gracias a prácticas basadas en la inteligencia emocional.Prestar atención al desempleado en busca de trabajo puede ayudarlo a encontrar empleo más deprisa. Lea también la primera parte (Google’s Chade-Meng Tan Wants You to Search Inside Yourself for Inner -and World- Peace) y la segunda (How Emotional Intelligence Can Help Resolve Conflicts and Build Tough, Kind Leaders) de esta entrevista.

¿Qué pueden hacer los gerentes para preservar el equilibrio entre la inteligencia emocional y la financiera, de tal manera que los resultados sean ideales, es decir, semejantes a una cuerda de guitarra: ni muy tensa, ni muy floja, para que suene de manera perfecta?
Daniel Goleman ofreció una vez un buen ejemplo de cómo se puede lograr. Él habló acerca de una serie de despidos en GE. La empresa tuvo que cerrar una fábrica y despedir a varios miles de personas. Fue una experiencia muy dolorosa. Sin embargo, GE tomó diversas decisiones muy humanas. La empresa comunicó la decisión a esas personas dos años antes y les explicó por qué se cerraría la unidad. En vez de simplemente comunicar lo que iba a suceder, la empresa ayudó a aquella gente a encontrar un nuevo trabajo. Se creó un servicio de recolocación con atención gratuita de asesoría, etc. Por último, se cerró la fábrica; sin embargo, un año después del cierre de la unidad y del despido de los empleados, un 93% de los que habían perdido el empleo dijeron que había sido bueno trabajar en GE. Por lo tanto, incluso una cosa tan dolorosa como despedir a alguien se puede hacer de una manera inteligente desde el punto de vista emocional. Se puede hacer de manera que las personas sigan teniendo buena opinión de ti, aunque tomes decisiones duras. Creo que ese es un buen ejemplo.
A veces, el despido ni siquiera es necesario. Escuché la siguiente historia sobre Patagonia (una empresa que confecciona ropa para la práctica de escalada, esquí, surf y otros deportes). Casey Sheahan es el consejero delegado de la empresa, y a mí me contó esa historia su esposa Tara. Hace algunos años, la economía iba mal, y Casey estaba pensando en hacer despidos. En aquella época, él creía que los despidos eran la única salida. Tara le hizo entonces una pregunta corta y poderosa: “¿Has tomado esa decisión movido por el miedo o por el amor?” Puede parecer una pregunta cargada de sentimentalismo, pero el hecho es que impresionó a Casey y él se dio cuenta de que estaba actuando movido por el miedo. Decidió entonces que no llevaría adelante los despidos. El año siguiente hubo récord de ventas. Si Casey hubiera despedido a aquellas personas, hubiera tenido problemas el año siguiente, porque se hubiera visto obligado a contratarlas de nuevo, entrenarlas de nuevo, etc. Por lo tanto, incluso cuando parece “obvio” que el despido es la única salida, si toma las cosas de una manera emocionalmente inteligente, comprobará que el despido tal vez no sea la única solución. Puede haber otras soluciones creativas con mejores resultados.
Tengo otro ejemplo. Este no está relacionado directamente con los despidos, sino con la idea de hacer alguna cosa inteligente desde el punto de vista emocional que es también buena para usted desde el punto de vista de las finanzas. La empresa en cuestión es Zappos, que comercializa zapatos online. A propósito, soy un pésimo inversor, tanto que jamás invertiría en una empresa que vende zapatos online. Pero Tony Hsieh, consejero delegado de Zappos, levantó la empresa desde cero. Hoy, las ventas se sitúan en US$ 1.000 millones. Es increíble. ¿Cómo lo hizo? Su fórmula, según su propio relato, consiste en “generar felicidad”.
Él genera felicidad para sus trabajadores. Los empleados, por su parte, generan felicidad para los clientes y los clientes aman la tienda, y si aman la tienda, gastan más. La premisa es esa, y ha funcionado maravillosamente bien para la empresa. Zappos, por ejemplo, ha sido mejor evaluada que Four Seasons en servicio al consumidor.
Zappos no es más que una pontocom de Las Vegas. Estoy contando esta historia no sólo para que sepan que soy un pésimo inversor, sino también para decir que, según Tony,cuando se genera felicidad, se ahorra mucho dinero en marketing. Zappos no hace marketing: el servicio al consumidor de la empresa es su marketing. Como ellos atienden muy bien al cliente, el cliente sale de allí y se lo cuenta a los amigos, por eso no hay previsión de presupuesto para marketing. Ese es un ejemplo de inteligencia emocional que tiene mucho sentido desde el punto de vista de las finanzas.
Además de su experiencia en Google, cita ejemplos en su libro de otras empresas en que la inteligencia emocional ha tenido un impacto sobre los beneficios. Ya ha hablado de algunas de ellas: GE, Patagonia y Zappos. ¿Tiene algún ejemplo más?
Uno más. No lo incluí en mi libro porque no lo conocía hasta después de haberlo publicado. Es el caso de Genentech, empresa del sector de biotecnología localizada al final de la calle donde trabajo actualmente. El director de informaciones de la empresa, Todd Pierce, cuenta que cuando fue a trabajar a Genentech, el departamento de TI era el peor lugar para trabajar en la empresa. Todo el mundo odiaba el sector. Todd introdujo entonces lo que llamó Programa de Excelencia Personal (SIY, según sus siglas en inglés). Se trataba, básicamente, de un programa centrado en la atención dispensada al empleado.
Pero aunque el SIY sea un programa que aplica de forma estructurada esa atención, el programa de Todd es muy flexible. Hay mucho más coaching. Las personas escogen una habilidad que les gustaría desarrollar: habilidad de oír, de dar feedback, de equilibrar la vida profesional con la vida personal, gestión etc., además de una cualidad que les gustaría desarrollar: coraje, tranquilidad, capacidad de percepción. Durante algunos meses, las personas están acompañadas por un coach que las enseña a usar la atención para generar la cualidad y la habilidad que desean crear […] Se trata, por lo tanto, de un proceso altamente personalizado. Después de algunos años haciendo eso, el departamento pasó de ser el menos satisfactorio para los trabajadores a ocupar el segundo lugar de preferencia. Hoy, en el ranking de ComputerWorld, es el segundo mejor departamento de TI para trabajar. Es simplemente fascinante.
Hay otros ejemplos, pero son menos sistemáticos. Hay empresas que no se concentran del todo en la inteligencia emocional, pero cultivan algún aspecto de ella. American Express, por ejemplo, tiene un programa de autopercepción o concienciación emocional que llevó al aumento de los ingresos de American Express Financial Advisors. MetLife es conocida por usar el optimismo para aumentar las ventas por empleado. Es una historia fascinante que está en un libro de Martin Seligman, un psicólogo que es el padre del optimismo adquirido.
Él enseña en la Universidad de Pensilvania.
Exacto. MetLife tiene un estándar muy elevado para seleccionar a sus agentes de seguros.La empresa distribuye un examen estandarizado, pero mucha gente no lo pasa. Martin dijo que MetLife debería contratar a aquellos que no superaron el examen, pero que tuvieron buen rendimiento en optimismo. Esas personas, según se vio después, superaban un 50% las ventas de las demás. Es impresionante que suspendieran la prueba, pero vendieran más porque eran personas optimistas. El optimismo es un arma poderosa para los negocios. Ese es sólo un aspecto de la inteligencia emocional. En el programa de excelencia personal (SYI) enseñamos todo, desde la autopercepción hasta las habilidades sociales. El optimismo es sólo uno de los aspectos. Si un aspecto sólo es tan poderoso, imagine el panorama completo.
¿Puede ayudar la meditación consciente a quien ha sido despedido? ¿Ayuda a quien busca trabajo?
Desde luego. Hay un estudio fascinante que menciono en el libro basado en las enseñanzas de James Pennebaker, psicólogo de la Universidad de Tejas, en Austin, especialista en journaling. ¿Qué quiere decir eso? Quiere decir, básicamente, escribir sobre nuestras emociones, como quien escribe un diario. Es una práctica consciente que se expresa por la escritura. Se hizo un experimento con un grupo de personas despedidas que estaban buscando un nuevo empleo. Había un grupo de control que no escribía nada. Se pidió al grupo participante en el experimento que escribiera sobre sus emociones durante 20 minutos al día un total de cinco días consecutivos. A fin de cuentas, fueron 100 minutos de escritura consciente. ¿Qué sucedió después de eso? Pasados ocho meses, en el grupo de control en que nadie escribió nada, cerca de un 26% de las personas había conseguido empleo. En el grupo que participó en la experiencia escribiendo sobre sus emociones, cerca de un 65% de las personas consiguieron una nueva colocación. Para mí, eso es simplemente espectacular. Son 40 puntos porcentuales de diferencia en 100 minutos de intervención no invasiva. En ciencias sociales, una diferencia del 3% es considerada estadísticamente significante, se publican los resultados y te sientes entusiasmado. ¡Pero estamos hablando de una diferencia del 40%! Es sorprendente.
¿Por qué funciona? La explicación dada en el estudio es que las personas que escribieron sobre sus emociones tenían más claridad sobre lo que querían de la vida, o mejor, ellas crearon un tipo de claridad interior. Como tenían esa claridad, siempre que participaban en entrevistas parecían tener más confianza. Por eso conseguían empleo con una frecuencia más elevada que los demás. Por lo tanto, sin sombra de duda, cultivar un estado de conciencia ayuda a conseguir empleo.
Eso nos lleva de vuelta a lo que dijo anteriormente sobre la conexión entre conciencia y autoconfianza.
Es verdad.
Las escuelas de negocios enseñan muy bien a los alumnos las habilidades analíticas, pero no siempre son exitosas cuando se trata de enseñarlos a desarrollar la inteligencia emocional. ¿Cómo pueden mejorar ese aspecto?
El primer paso consiste en reconocer la importancia de la inteligencia emocional en el liderazgo empresarial. Liderazgo es esencialmente carácter, y el carácter no se desarrolla si no se desarrolla también la inteligencia emocional. Vea cómo la inteligencia emocional es importante. Ella está en el centro del desarrollo del liderazgo. Reconocer eso es el primer paso.
El segundo paso es complicado porque las escuelas de negocios -y, creo yo, las escuelas en general- están muy habituadas a un currículo estrictamente cognitivo. Se aprende con los libros, leyendo o resolviendo problemas. Las escuelas, en general, y las escuelas de negocios en particular, no están habituadas a un currículo que exija otras formas de entrenamiento. En el caso de la inteligencia emocional, el entrenamiento comprende, como mínimo, tres aspectos. Hay un aspecto cognitivo, pero está también el aspecto de la atención y de la afectividad. El aspecto de la atención fue objeto de nuestra conversación un poco antes. Significa desarrollar una calidad de atención que permita a la mente calmarse y tener claridad en relación a lo que quiere.
El aspecto afectivo consiste en un entrenamiento que le permite percibir las emociones en alta resolución y dominarlas. Eso no se aprende leyendo libros o resolviendo problemas en un pedazo de papel. Se trata de una forma completamente distinta de educación. Las escuelas de negocios aún no están acostumbradas a esas cosas. Espero que mi libro prepare el camino en ese sentido llamando la atención de las personas. Espero que de aquí a unos pocos años, toda escuela de negocios ofrezca entrenamiento en inteligencia emocional.
¿Qué consejo daría a las empresas interesadas en montar un programa semejante al SIY? ¿Qué deberían hacer? ¿Qué pasos deben tomar de forma inmediata y qué más se puede hacer a lo largo del tiempo?
Mi primera recomendación es que lean “Busca en tu interior” (Search inside yourself), para que sepan donde están metiéndose. Después de leer el libro, y si les gusta, hay algunas cosas muy simples que pueden probar y que serán muy útiles. Se lo garantizo. Hay ejercicios en el libro. Por ejemplo, hay un ejercicio llamado “conversación consciente”. No se trata de ninguna novedad. Lo aprendemos con nuestros amigos del área de derecho. El ejercicio consiste en un monólogo de algunos minutos. A continuación, otra persona, que ha oído el monólogo del compañero, dice: “Lo que oí fue lo siguiente; y esto es lo que entendí de lo que dijo”. Después, repiten varias veces el procedimiento hasta que el autor del monólogo siente que le han comprendido. Está claro que, en ese momento, se practica la atención, porque cuando uno oye, lo hace con atención. Esa es una práctica simple y muy útil en situaciones de conflicto o dificultad, sobre todo si una parte, o ambas partes, sienten que no son comprendidas por la otra. En casos así, se puede hacer ese ejercicio bien simple. Garantizo que, como mínimo, un 50% de las veces consigue el resultado esperado. Si no lo consigue, por lo menos las personas se sentirán comprendidas: “Ah”, dirán, “ahora podemos trabajar juntas”. Hay otras cosas simples en el libro que se pueden probar.
Si quiere ir más allá de eso, estamos creando una organización llamada Search Inside Yourself Leadership Institute -SIYLI- cuya pronunciación es la misma de “silly” (bobo). Estamos en la web SIYLI.org. En SIYLI, nuestro objetivo es ampliar la visión de los líderes de todo el mundo. Uno de nuestros eslóganes dice que “si es serio, entonces debe ser SIYLI”.
Ya que hablamos inicialmente sobre la paz mundial, ¿cuáles serían las tres cosas que cada uno de nosotros podría hacer para ayudar a hacerla realidad?
En realidad, basta con una única cosa, que se divide en tres partes: cultivar la paz interior, la felicidad interior y la compasión. Hay una relación entre las tres. La compasión es insostenible, a menos que esté basada en la felicidad interior. Si fuera feliz de dentro hacia fuera, sabría cultivar la compasión. La felicidad interior es insostenible, a menos que se tenga paz interior. Por lo tanto, hay una relación lineal aquí. Si todos tienen compasión, se crean las condiciones para la paz mundial. Entonces es eso, una cosa sólo, muy simple.
Fuente: http://humannova.org/index.php/es/articulos/liderazgo/241-como-la-inteligencia-emocional-puede-contribuir-a-los-beneficios-de-la-empresa

sábado, 12 de mayo de 2018

Como el fracaso en tu mayor ventaja

4 maneras de transformar el fracaso en tu mayor ventaja










Por Melissa Chu
Parece que tenemos dos opciones en la vida: Tener éxito o fracasar.
Consigue aquello por lo que trabajaste y eres exitoso. No lo consigas, y eres un fracaso. Pensamos en estos dos resultados como si fueran binarios.
Pero tal vez sea hora de repensar el fracaso. Es decir, cómo podemos utilizar el fracaso para proporcionarnos ventajas que no podríamos ganar de otro modo.
Aquí tienes cuatro de las maneras más importantes.

1. Usa las emociones del fracaso para hacerte más fuerte

El fracaso parece implicar que no ganaste nada. Horas de trabajo y energía puestos en un esfuerzo, pero el resultado es cero. Al menos, eso es lo que parece desde fuera.
Mirar dentro de nosotros mismos, sin embargo, podría darnos una nueva perspectiva sobre el fracaso. A través de nuestras vidas, aprendemos sobre los ingredientes para tener éxito: diligencia, estrategia y confianza en uno mismo, entre otras cosas. ¿Y las cualidades obtenidas al lidiar con el fracaso?
El autor David Brooks escribe en su libro The Road to Character:
“Vivimos en una cultura que nos enseña a promover y vendernos y dominar las habilidades requeridas para el éxito, pero queda poco estímulo para la humildad, la simpatía, y la honesta auto-confrontación, las cuales son necesarias para construir el carácter.”
Brooks señala cómo los líderes notables necesitaron hacerle frente a los problemas internos para poder “subir a las cimas del carácter.” Sólo las duras lecciones del fracaso les ayudaron a entender sus limitaciones y a hacerse más fuertes por ella. Por ejemplo, la activista laboral Frances Perkins aprendió la importancia de la auto-contención para poder promover una causa más grande.
Si tomamos el tiempo para reflexionar sobre cómo nos sentimos durante los tiempos difíciles, podríamos encontrar que nos comprenderemos mejor a nosotros mismos y a las personas que nos rodean.

2. Reencuadra el fracaso para motivarte a ti mismo

En psicología, hay un término llamado re-examinación cognitiva, que es una forma de cambiar nuestras emociones durante una situación estresante. Cuando regulamos las emociones negativas, estamos más capacitados para enfrentar los eventos difíciles y reducir los sentimientos de depresión.
Por ejemplo, después de ser rechazado de una entrevista o propuesta de cliente, la primera respuesta probablemente sería la tristeza o la confusión. Tu vida podría sentirse como si estuviera parada. Pero si empiezas a pensar en la situación como una prueba o experimento, te harías más positivo y pensarías para adelante.
Como Winston Churchill dijo: “El éxito no es definitivo, el fracaso no es fatal: es el coraje de continuar lo que cuenta.” En lugar de ver el fracaso como el final del camino, trata de verlo como una parte inevitable del viaje hacia la mejora de ti mismo. Tal vez lo que querías no era lo que mejor encajaba para ti, por lo que el fracaso es una forma de abrirte a mejores oportunidades.

3. Considera el fracaso como una lección

Muchas personas tienen una tendencia a evitar el fracaso. Lo barren bajo la alfombra o lo evitan por completo. Pero si no les prestas atención, los pequeños fracasos pueden convertirse en grandes fracasos.
Por ejemplo, descartar las ideas de otra persona una vez puede conducir a un resultado mediocre. Ignorar constantemente los feedbacks de los demás una y otra vez puede crear una cultura de desconfianza y falta de comunicación, lo que conduce a un ambiente tóxico. Entonces, ¿cómo podemos detener los comportamientos no saludables en curso?
Los investigadores Mark Cannon y Amy Edmondson encontraron que en una organización, los fracasos cotidianos pueden servir como “señales de alerta temprana.” Si se detectan y se abordan tempranamente, se pueden evitar fallas catastróficas.
En un ejemplo, el CEO de una compañía sacó un “error” de $450 del contenedor de basura, lo montó en una placa, y organizó una ceremonia de presentación. El ganador, inicialmente avergonzado, finalmente se sintió orgulloso de cómo su error ayudó a evitar errores futuros similares.
Desde una perspectiva personal, esto significa abrirse al fracaso. En lugar de cambiar la culpa y fingir que nada sucedió, reconocer que se produjo un error y verlo como una oportunidad de aprendizaje. Pregúntate: “¿Qué puedo sacar de esta experiencia? ¿Cómo puedo mejorar para la próxima vez?” Si ves los fracasos positivamente, puedes comenzar a moverte en la dirección correcta.

4. Aplica las habilidades de tu anterior fracaso

Llegar temprano, ponerte en el trabajo, y ser el último en salir no garantiza los resultados que deseas. Tan duro como suena, a veces querer algo mucho no significa que lo conseguirás.
Alguien que conocía (llamémoslo John) quería jugar hockey profesionalmente. Desde temprana edad, se despertaba cada mañana en la fría y oscuridad del invierno para la práctica de hockey. Cuando llegó a la universidad, se unió a la mayor liga de hockey junior.
El hockey consumió su vida. Todos sus amigos eran del equipo de hockey. Sus días las pasaba en gran parte en las prácticas, o en la carretera compitiendo contra otros equipos. Pero cuando llegó a su último año, renunció. John se dio cuenta de que no era lo suficientemente bueno para ser profesional. Por mucho que le doliera, decidió dirigirse a la escuela de negocios.
El fracaso pica. Cuando pones años de tu vida en algo solo para chocar contra una pared, sientes como que perdiste el tiempo. Pero si lo canaliza sabiamente, esas habilidades que aprendiste en el fracaso puedes aplicarlas a algo más.
En el caso de John, no pudo poner lo que aprendió para convertirse en un jugador de hockey. Pero pudo aplicar esos mismos principios de disciplina, trabajo en equipo y administración del tiempo para crecer personal y profesionalmente en la escuela de negocios. John finalmente encontró un puesto de trabajo como consultor en una empresa global, donde utilizó las habilidades obtenidas de su vida anterior como jugador de hockey.
En el proceso de trabajar hacia una meta, nos entrenamos para pensar y actuar de cierta manera. Independientemente de si alcanzas el éxito o el fracaso, te quedas con esas habilidades; y es ese proceso de aprendizaje lo que le da forma a la persona en la que te conviertes.
Fuente: https://escuelapararicos.net/4-maneras-transformar-fracaso-mayor-ventaja

jueves, 10 de mayo de 2018

Asesoria al emprendedor


Asesoría para el Desarrollo de habilidades personales, comerciales y organizativas del emprendedor, técnicas sencillas y eficaces acompañadas de numerosos consejos y casos prácticos de empresarios consolidados.
1) Nociones básicas de Administración:
conocimientos sobre el funcionamiento de la economía y conocimientos técnicos sobre la creación, el funcionamiento y la gestión de una empresa.
  • Estrategia empresarial, Plan de accion
  • Finanzas: Costos del negocio, Punto de equilibrio, Flujo de caja.
  • Formalizacion del negocio: Constitucion, SII, Patente, Permisos.
  • Plan de Marketing y Ventas
2) Habilidades prácticas:
Actitudes, Relaciones interpersonales, Habilidades organizativas.
  • ¿por qué comenzar un emprendimiento?
  • el riesgo, por qué fracasa la persona emprendedora
  • habitos de una persona emprendedora
  • Pilares fundamentales:
      • Comunicación,
      • Estrategia personal,
      • Autoestima,
      • Motivacion.
Incorporese a nuestra plataforma, reciba los beneficios de la MEMBRESÍA y lleve adelante su Emprendimiento a traves del apoyo, capacitacion y formacion constante de nuestro Equipo.
Beneficios de la Membresia
  • Certificado y Credencial de la comunidad.(Anual)
  • Capacitación On-line (Participacion en un curso al mes)
  • Asesorías On-line (Un proyecto mensual)
  • Uso de Marketing Digital (Promocion en redes e Internet mensual)
  • Literatura en formato PDF y AudioBook
  • Contacto con otras comunidades (Segun Calendario de estas)
  • Promocion en nuestro New Letter mensual.

Valor ANUAL de la Membresia U$ 100.-
(100 dolares anuales o su equivalente en moneda nacional).

Acceda a nuestros cursos , asesorías y literatura en línea, dondequiera que esté y cuando quiera, desde el móvil, tablet o computadora de escritorio.

Disfrute de la comodidad y formación On-line inscribiendose aqui !.

lunes, 7 de mayo de 2018

Una vez más, hasta el intento definitivo


Esos fracasos fueron parte del progreso. Porque, cada vez que se daba uno, el protagonista de la historia aprendía algo que le ayudaba a mejorar el siguiente intento.

Siguió y siguió “fracasando”, hasta llegar al intento definitivo, que le supuso el éxito de su misión. No parece la gran cosa, visto así.

Imagínate a un novato total intentando encestar su primera bola en la canasta. Probablemente le lleve unos cuantos intentos, pero no es muy traumático recoger la pelota y volver a tirar.

En objetivos más complejos, difíciles o largos, el panorama cambia, porque nos encontramos con dos obstáculos grandes.

Uno, que el fracaso sabe fatal. Y dos, la incómoda incertidumbre de no saber cuántas veces hemos de intentarlo, hasta conseguir lo que queremos.

Tanto más inviertes en un objetivo (tiempo, esfuerzo, dinero, etc.), tanto peor te sabe el fracaso, por educativo que sea.

Y, especialmente cuando sumas unos cuantos intentos fallidos, las dudas son más difíciles de vencer para volverlo a intentar. ¿Podré? ¿Me pasará lo mismo otra vez?

Hay gente que lo hace. ¿Nos sumamos a ellos?

Tiene mucho mérito volverlo a intentar cuando un fracaso te pega duro. Pero hay mucha gente que lo ha hecho y, también, mucha que lo está haciendo ahora.

Si nos vemos en la tesitura (poco agradable) de encajar un fracaso y ante la posibilidad de hacer un nuevo intento, es inspirador contar con el ejemplo de estas personas. ¿No crees?

Hay historias de personas famosas, que llegaron a hacer algo grande después de fracasar unas cuantas veces. Y hay personas menos famosas, que quizás tenemos cerca, y son también una buena referencia. Ahí siguen, luchando por lo que se han propuesto.

El éxito es la parte bonita, la visible. Pero, para llegar a él, ¿cuántos traspiés e intentos hacen falta? A veces, unos cuantos. Los que sean.

Si el objetivo vale la pena, si tenemos la oportunidad de volverlo a intentar y nuestras ganas de alcanzarlo siguen intactas, ¿Qué tal si lo intentamos de nuevo? Éste podría ser el intento definitivo.

Fuente: https://escuelapararicos.net/una-vez-mas-intento-definitivo/